976 467 850 | L-V 9:00-14:00 /16:00-20:00 info@kronoscenter.com

El catálogo corporativo sigue siendo uno de los mejores escaparates y cartas de presentación de una empresa. En él se plasman la imagen que se desea transmitir, los valores de la compañía y, por supuesto, los productos o servicios que ofrece. Por eso, es imprescindible cuidar con esmero cada elemento de su diseño. Porque su apariencia va a contar, y mucho, en la percepción de quien lo mire. ¿Qué aspectos son esenciales?

1. Personalización

Lo primero que hay que tener claro en el diseño de un catálogo corporativo es que no todo sirve. Si es ese reflejo de la empresa que se desea transmitir, no sirven las copias ni los modelos. Debe ser único porque se trata, precisamente, de marcar la diferencia, de destacar la imagen de marca, de generar confianza y prestigio.

2. Documentación

Evidentemente, para conseguir el mejor diseño para un catálogo corporativo la base imprescindible es la información. Conocer a fondo la compañía, su público o clientes, sus objetivos y, por supuesto, sus productos o servicios es básico.

3. Selección

Otra de las reglas de oro para conseguir un buen catálogo corporativo es seleccionar con cuidado la información que aparecer en él. No se trata de apabullar con todos los datos de los que se dispone o todos los productos que se comercializan. Funciona mejor un diseño limpio, que incluya lo fundamental explicado de una forma clara y concisa, dejando a un lado lo que no es relevante.

4. Presentación

El catálogo corporativo debe ser siempre impactante, pero sin dejar de transmitir por ello una imagen de seriedad y de profesionalidad. Por supuesto, se puede arriesgar más o menos según la actividad de la empresa (no es lo mismo una agencia de diseño web que un fabricante de componentes electrónicos). Y en esa cuestión entran en juego desde la organización de la información hasta los contenidos, el uso del lenguaje, la tipografía o las imágenes.

5. La primera imagen no es la única que cuenta

Es otra cuestión esencial en el diseño de cualquier catálogo corporativo. Aunque la portada sea esencial para llamar la atención, se debe mantener siempre una misma línea, una armonía en cada una de sus páginas que invite a recorrerlo por completo. De poco sirve una primera imagen llamativa si quien mira el catálogo ve algo completamente diferente en el interior.

6. Contenido gráfico y recursos tipográfico

Son dos elementos esenciales en cualquier diseño, mucho más en un catálogo corporativo. Fotografías e ilustraciones de calidad son incuestionables y no se debe escatimar en ellas porque es en lo primero en lo que se fija la vista. Y también es básico elegir una tipografía adecuada, tanto en tamaño como en forma y color para que la lectura de la información resulte cómoda.

7. Una estructura lógica

Aunque se decida innovar o ser rompedor en la organización de la información en el catálogo corporativo, es importante que todo este perfectamente organizado y jerarquizado. Una de las cuestiones fundamentales es facilitar no solo su visualización, sino que el cliente encuentre con rapidez en él lo que busca o le interesa.

8. No olvidar las emociones

Un catálogo corporativo no deja de ser una herramienta publicitaria más. Por eso, en su diseño no se puede dejar de lado algo tan importante para atraer al cliente o usuario como son las emociones. No basta con atraer, es necesario convencer, y para ello se debe conseguir crear un sentimiento positivo hacia la empresa. También en este sentido el uso de la imagen, del texto, los colores y hasta la disposición de la información es relevante.

9. La importancia del soporte

En el diseño de un catálogo corporativo “físico” el soporte es esencial. Lo primero que se debe decidir es el formato, pero hay otra cuestión básica: el tipo de papel. Un papel de calidad y una buena encuadernación trasmiten seriedad y compromiso, por eso no es una cuestión en la que se deba escatimar.

10. La impresión

Y una última cuestión fundamental en un catálogo corporativo es la impresión, el paso final. Y es importante porque una mala impresión puede dar al traste con el mejor diseño. Por eso, el mejor consejo es dejarla en manos de profesionales. Recuerda que en Kronos somos especialistas en impresión digital, diseño gráfico e impresión 3D.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies